viernes, 12 de febrero de 2010

Entrevista con Adrian

Buenas tardes a todos. Hace un rato que he escrito en mi blog, pero mucho me ha pasado durante estos días.

El sábado pasado, tenía la oportunidad de charlar con un cantante de tango, se llama Adrian, sobre varios temas relacionado con tango. Desafortunadamente, no podía grabarlo, pero escribiré acá un resumen de la conversación.

A Adrian, le gustó el tango desde era jóven. La influencia de esta música llegó por su mamá, que a ella le encantó. Mientras su mamá escuchaba este músico, Adrian conoció las melodías melancólicas del bandoneon, los líneas profundas del contrabajo, y las palabras de tristeza que cantó Carlos Gardel, Alberto Castillo, y muchos, muchos más.

Es así, me describrió Adrian, con muchos Argentinos. El tango es algo con que son criados. Es tan parte de sus cuerpos como es el sangre. Y por eso, el tango refleja las emociones y los sentidos que sienten los Argentinos. Las canciones son “obras de teatro” que duran tres minutos y cuentan historias de la tristeza, de amor, y desamor. También a menudo estas obras de teatro son del punto de vista del hombre.

Pues, despues de hablar por un rato sobre estas temas, hablabamos un poco sobre la popularidad del tango. Le pregunté si pensara que la gran popularidad de tango, y en particular su influencia aumentando afuera de Buenos Aires podría cambiar lo que es el tango. Me contestó simplemente con “no.” Siguió explicandome que cuando alguien se conoce y se conecta con tango, se conecta con los raíces de lo que significa ser Argentino. La pregunta mas apropriada, entonces no es ¿como la gente van a cambiar el tango?, sino ¿cómo el tango va a cambiar a cada persona?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada