viernes, 9 de abril de 2010

La Catedral de Tango

¡Hola amigos! Quiero decirles un poco sobre un lugar donde fui para unas lecciones grupales de tango. Se llama, El Catedral de Tango.

Bueno, hay varios lugares llamado “El Catedral de Tango” pero éste esta ubicado cerca de la Avenida Corrientes y Medrano. Es un lugar casi escondido, por la falta de algo que lo marca. La primera vez que lo visité, tenía que preguntar donde estaría, porque no podía encontrarlo. Seguí la instrucciones de alguien en un negocio y llegue a una puerta, bien gastada, con un letrero mostrando un horario de clases de tango. “Hay que ser esto,” me pensé y entré. Un hombre me dirigió subir unas escalaras y doblar a la derecha. Cuando lo hice, me encontré en una aula grandota y oscura. La poco luz que había previno de un hilo de luces de varios colores: rojo, azul, amarillo y verde. En un lado había un escenario enorme, con instrumentos, pinturas y varias otras cosas. En el otro lado, había un bar con mesas y sillas. En cada pared había un montón de pinturas: pinturas de cantantes, músicos, Che Guevara y cualquier otra cosa.

Las lecciones empezaron, dirigido por un hombre con cabello muy largo. Primero practicamos marcando el compás, cambiando el peso de un pie al otro. Entonces practicamos caminando, y después de esto dividimos en grupos según a nuestros niveles. Yo voy inmediamente a los principiantes y paso el resto de la lección allá. Practicamos juntos, aprendiendo unos pasos básicos por una hora, más o menos.

Para mi, los pasos no son muy difíciles, pero hacerlos con buena forma… eso es otra cosa. Tengo forma muy mal normalmente, entonces tratar de bailar con buena forma me cuesta mucho. Pero nos divertimos juntos porque todos estamos luchando para mejorarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada