viernes, 12 de febrero de 2010

Entrevista con Adrian

Buenas tardes a todos. Hace un rato que he escrito en mi blog, pero mucho me ha pasado durante estos días.

El sábado pasado, tenía la oportunidad de charlar con un cantante de tango, se llama Adrian, sobre varios temas relacionado con tango. Desafortunadamente, no podía grabarlo, pero escribiré acá un resumen de la conversación.

A Adrian, le gustó el tango desde era jóven. La influencia de esta música llegó por su mamá, que a ella le encantó. Mientras su mamá escuchaba este músico, Adrian conoció las melodías melancólicas del bandoneon, los líneas profundas del contrabajo, y las palabras de tristeza que cantó Carlos Gardel, Alberto Castillo, y muchos, muchos más.

Es así, me describrió Adrian, con muchos Argentinos. El tango es algo con que son criados. Es tan parte de sus cuerpos como es el sangre. Y por eso, el tango refleja las emociones y los sentidos que sienten los Argentinos. Las canciones son “obras de teatro” que duran tres minutos y cuentan historias de la tristeza, de amor, y desamor. También a menudo estas obras de teatro son del punto de vista del hombre.

Pues, despues de hablar por un rato sobre estas temas, hablabamos un poco sobre la popularidad del tango. Le pregunté si pensara que la gran popularidad de tango, y en particular su influencia aumentando afuera de Buenos Aires podría cambiar lo que es el tango. Me contestó simplemente con “no.” Siguió explicandome que cuando alguien se conoce y se conecta con tango, se conecta con los raíces de lo que significa ser Argentino. La pregunta mas apropriada, entonces no es ¿como la gente van a cambiar el tango?, sino ¿cómo el tango va a cambiar a cada persona?

viernes, 5 de febrero de 2010

La Milonga




Acá tengo unas fotos y un video de mis primeras experiencias con milongas. Para ellos que no sepan, milongas son lugares donde la gente se reunin para bailar el tango. No importa tu edad, si le gusta mirar o bailar el tango, debes ir a una milonga. Ayer, fui a dos milongas. La primera fue La Salón Canning y la segunda fue La Confitéria Ideal. La segunda me encantó: la sala fue muy grande con techo muy alto y música en vivo. Fue muy hermoso y estoy seguro que regresaré muy pronto.

video

miércoles, 3 de febrero de 2010

La Primera Lección de Tango


Ayer marcó un día muy notable en mi tiempo en Buenos Aires. ¡Asisté mi primera clase de Tango! Tuvo lugar en un estudio arriba del Museo de Tango en la Avenido de Mayo. Primero fuí al museo par aver lo que tuvo. El museo fue pequeño, pero interesante y muy lindo. Fue en el primer piso de lo que me pareció como una casa o hotel muy antiguo. Habían muchas fotos y dibujos de las varias épocas de tango, desde el principio de tango con la genta pobre de la ciudad bailando, hasta ahoy en día con la gente famosa y querida.La gorra de Carlos Gardel, el cantante de tango super famoso, está en la foto.

Lo que me gustó más del museo fue el exposición de arte. Como el tango es un baile muy artístico, puede ser bien representado con el arte. Estaban allí obras de arte bellas, intrincados y sensuales que demonstró la pasión que es tango.

Después, un amigo y yo nos di cuenta que se dan lecciones de tango en el piso arriba del museo. Fue barato y nos convino, ¿cómo no pudimos hacerlo? Entonces, por dos y media horas, participabamos en la lección de tango. Fue difícil, pero divertido y me puso muy emocionado para empezar con lecciones privadas de tango.

lunes, 1 de febrero de 2010

Pues, he estado en la bella ciudad de Buenos Aires por una semana y medio y me ha pasado buenisimo. Ya exploré varias partes de la ciudad incluso Palermo Soho, Palermo Hollywood, Villa Crespo, Belgrano y el area cerca del Obelisco. Cada parte tiene sus propios sónidos y vistas que son únicos, lindos y que me invitan seguir explorando.

La lengua acá también tiene sus propios rasgos intrigantes como “vos,” “sos,” y el sónido para “ll” o “y.” Resulta en un forma de Español suave y rico. Por mi parte, estoy emocionado para incluir estos rasgos en mi propio Español, o, como se llama acá, Castellano.

El jueves pasado, finalmente tuve un “encuentro” con Tango –mi primer. Fue un día muy lindo y unos amigos y yo nos reunimos en el Parque Centenario para tener un picnic. Habíamos escuchado que habría un espectáculo de Tango en el anfiteatro que está en el parque. Entonces, nos añadimos al fila enfrente de las puertas y después de un rato, entramos el teatro. La gente llenó casi todas las sillas en el teatro, que fue bien grande, y la escena fue maravillosa. Había el plataforma frente a nosotros, mucha gente alrededor de nosotros esperando el espectáculo, y las estrellas apareciendo en los cielos encima de todo.

Empezó el espectáculo y nos dimos cuenta que era un espectáculo de tango acrobático. Se conectaron cables a los bailarines para darles la habilidad de bailar en el aire. Aunque no fue Tango auténtico, me gustó. La coordinación entre los bailarines y los que trabajaron con los cables para levantar y bajar los bailarines fue super-impresionante. Sin embargo, lo que me dió más gusto fue la música. La banda tenía un piano, contrabajo, bandoneon, violin, guitarra y baterías. A mi me encanta este mezcla de instrumentos y los ritmos que crean. Es una combinación de sónidos muy distintos, que no puedo explicar bien, solamente puedo decirte que es único al Tango.

Bueno, estoy muy emocionado para continuar con esta aventura acá en Buenos Aires, descubriendo las vistas, la gente, la cultura y la música de esta gran ciudad.